Artículo Principal

¡Fudō, amigo mío! te lo pido, A estos pecadores que se dejan llevar por sentimentalismos, ¡muéstrales lo que es el poder!
— Mars a Fudō

Fudō (フドウ, Fudō) es aquel que se dice ser la reencarnación actual de Fudō Myō-ō [2], también fue un antiguo amigo de Mars [3] y fue el portador del Cloth de Virgo durante la guerra santa entre Athena y Mars y posteriormente durante la guerra santa entre Athena y Pallas del siglo XXI, narrada en Saint Seiya Ω. Protege el sexto templo del Santuario creado por Mars. Es descrito como uno de los Gold Saints más poderosos del siglo XXI[4].

Características

Apariencia

Es de piel morena, cabello verde y posee una extraña pigmentación en los ojos conocido como heterocromia. Cuando no porta su Cloth, lleva un traje hindú, un látigo y una espada. Al momento de cambiar a su modo pacífico, el cabello de Fudō se torna dorado por el color de su cosmos.

Personalidad

Fudō tranquilo a pesar de estar en el campo de batalla

Fudō es de carácter pasivo, y busca la salvación de todos los individuos. Durante mucho tiempo él estuvo orando por la salvación de la tierra y la humanidad, pero se decepcionó terriblemente al comprobar que en vez de ello, los hombres se volvían más y más malignos, abusando del planeta y de ellos mismos. Por eso llegó a la conclusión que la tierra misma ya no podía ser salvada y que en un nuevo mundo donde los más fuertes reinarán dichos sucesos no tendrían lugar.

Él es enteramente aliado de Mars y un antiguo amigo de éste último, y por él y ese sueño que compartían es que Fudō decidió convertirse en el saint de Virgo y ayudarlo a cumplirlo. Por eso ha jurado no dejar pasar a nadie de su templo.

Durante la guerra santa contra Pallas, Fudō decidió continuar como un saint al servicio del Santuario y Athena, para observar el futuro de la humanidad y la determinación de la diosa, aunque no se considera un saint completamente leal a Athena, estaba dispuesto a sacrificar su vida y morir junto a sus compañeros para proteger el futuro del mundo.

Fudō presenta los dos polos de Fudō Myō-ō: es un ser de luz que procura el salvaguardar las almas, pero es también un duro castigador de los pecados humanos.

Historia

Saint Seiya Omega - Logo.png

Pasado

Fudō nació como un ser iluminado, el cual se dice ser la reencarnación de Fudō Myō-ō, posteriormente viajó a diferentes partes del mundo llevando sus rezos, viendo lo cruel que puede ser el ser humano, llegando a matarse entre "hermanos" y cómo destruyen el planeta donde habitan, fue así que Fudō decidió unirse a la causa de Mars en la creación de un nuevo mundo, un nuevo paraíso donde el débil sea gobernado por el fuerte para mantener la paz [3][5].

La guerra santa contra Mars

El inamovible guardián

Fudō aparece en forma de llama

Cuando Haruto y Sōma llegan al Templo de Virgo, una llama de fuego los recibe preguntándoles a que habían ido. Sōma responde que han ido para pasar por allí. El guardián del templo le advierte que si seguían avanzando, ellos caminarían por el Infierno, el camino mismo de la destrucción, y si pensaban continuar aun después de saber eso. Haruto responde que ellos están resignados a luchar desde el principio. Tras la respuesta de los jóvenes, la llama se apaga por unos momentos y luego se enciende repentinamente para mostrar a una persona, quien se da a conocer como "el guardián inamovible del Templo de Virgo", "el saint que rige la condena y la salvación", Fudō de Virgo. Él le explica a los jóvenes, que se había convertido en el guardián del templo para apoyar a un amigo y realmente es la reencarnación de Fudō Myō-ō, por lo que él busca salvar a los tontos como ellos, aclarándoles que quiere detenerlos ya que intentan avanzar por el camino equivocado, como aquel que reza por la salvación del mundo y de todas las personas [3].

Haruto arroja varias kunais, pero Fudō las detiene y desintegra con su Kān. Sōma responde con un golpe, pero es bloqueado por la barrera del oponente, quien le advierte que se aleje o su brazo volaría en pedazos. Haruto y Sōma continúan atacando con sus técnicas, sin embargo su poder es inútil contra la barrera que bloquea todos sus ataques. Fudō le dice a los jóvenes que él era el guardián inamovible, y que no se movería de ese lugar hasta lograr la salvación del mundo [3].

Fudō usando el elemento fuego

Sōma comienza a ser afectado por el calor dentro del templo, aun cuando los ambientes de fuego son su fuerte. Fudō explica que había convertido el interior del templo en el purgatoria y ese era fuego del infierno, por lo que ellos estaban siendo despojados de sus fuerzas vitales con sólo estar allí, para después liberar un torrente de fuego del piso. Luego de recibir el ataque, Haruto y Sōma se levantan, diciendo que deben resistir, que seguro sus compañeros llegarían pronto. Fudō les dice que al estar esperanzados en sus camaradas, sin dudas eran seres sin salvación y libera su Shogyō Danzai para sujetar a los saints con la cuerda en su mano izquierda, haciendo que estos queden inmóviles y de rodillas en el suelo, para después pedirles que rediman esos corazones que intentaban avanzar por el camino de la destrucción y la única salvación que él podía darles era la muerte, liberando fuego y lava desde la tierra para terminar con sus vidas. Antes de que fueran derretidos por el fuego y lava, Haruto y Sōma son salvados por Ryūhō que detienen la lava con una corriente de agua, Yuna destruye las cuerdas que los sujetaban y Kōga ataca al gold saint con su Pegasus Ryūsei Ken [3].

Fudō derrama lágrimas ante la convicción de los jóvenes en sus ideales

Los cinco saints insisten en pasar por el templo y atacan con varias técnicas, pero el oponente consigue rechazar y devolver los ataques con su Kān y Om. Fudō habla con los jóvenes y explica que no dejará pasar a nadie hasta que la salvación del mundo sea consumada, pero Kōga le pregunta de que salvación habla si Mars buscaba destruir el mundo, a lo que Fudō responde que siempre pidió por la paz del mundo y de la humanidad, y durante su larga vida observo los horrores de la humanidad, por lo que él había comprendido que para salvar a la humanidad era necesario destruir y reconstruir el mundo como Mars deseaba. Usando la cuerda en su mano, sujeta a los saints y comienza a decirles que ellos deben haber perdido a seres queridos conociendo en carne propia los horrores de la humanidad. Sin embargo, Kōga sigue sin cambiar de opinión y Fudō ataca con Shōji Sokunehan, luego se pregunta si acaso su lazo que ató sus corazones malignos los había destruido. Kōga se incorpora diciendo que su decisión era irrevocable, y hasta que sus vidas se agotaran ellos continuaran peleando para proteger el mundo. Al ver tal determinación, Fudō decide usar toda su fuerza, invocando el Cloth de Virgo y transformando el interior del templo de un infierno a un hermoso jardín de flores [3].

El cosmos elevado de Fudō al vestir su Cloth

Mientras los saints contemplan sorprendidos el enorme cosmos de su adversario, este les dice que era lo menos que podía hacer por ellos, y su rostro cambia su expresión tranquila a una violenta, para usar su Myōō Rairin e invocar cinco espíritus con la forma de demonios que atacan y derriban a los jóvenes. Fudō les dice que no dejara que sus ideales hayan sido en vano y construirá un mundo pacifico junto a Mars. Cuando estaba por darles el golpe final con una esfera de fuego, Eden aparece en el lugar para salvarlos y combatir contra el poderoso saint de Virgo [3].

Una traición heroica

Fudō le pregunta al joven príncipe ha que había ido hasta ese lugar, a lo que el Santo de Orión le contesta, que eso era obvio y que era para pelear. El Santo de Oro le dice que no era necesario que peleara, ya que él sólo era suficiente para pelear

Imagen.jpg

contra los Santos de Bronce, ya que ellos no podían hacerle mover ni un solo paso, pero para sorpresa del Santo de Virgo, Eden le responde que él ya sabía eso, y que justamente por esa razón él había llegado hasta ese lugar, para hacerle frente al poderoso Santo de Oro. Fudō le pregunta si se aliara con los rebeldes que intentaban vencer a su padre, pero el Santo de Orión le contesta que no lo hará, que él peleara para pasar por si mismo ya que se había rebelado contra su padre perdiendo los privilegios de ir libremente por las Doce Casas. A pesar de compartir la noble utopía de Mars, Eden no compartía sus métodos y por ello decidió abrirle los ojos a su padre venciendo al Santo de Oro que posee el cosmos más grandes entre todos sus defensores.

Eden neutraliza el ataque de Fudō.

Luego de esto, el Santo de Orión porta su Armadura y comienza a hacer arder su cosmos, pero Fudō le dice que aunque fuera el hijo de Mars, si su idea era obstaculizar la purificación del mundo, el no lo dejaría pasar por la Casa de Virgo y utiliza su Descensión del Iluminado contra Eden, pero este logra neutralizar el ataque del Santo de Virgo y contraataca con su Relámpago Fulminante. El Santo de Oro se admira al ver que el Santo de Bronce no le tenía miedo a los Cinco

Fudō dispuesto a atacar.

Reyes de la Sabiduría, y nuevamente es atacado por una descarga eléctrica de Eden que es repelida con su Kān, diciéndole al mismo que con un cosmos tan débil no podrá hacerlo mover de ese lugar y que se vaya mientras pueda. El Santo de Orión vuelve a atacarlo pero esta vez con mas fuerza, obligando a Fudō a invocar su Cuerda Sagrada con un movimiento de su mano izquierda y utilizar su Condena Mundana sobre el Santo de Bronce para evitar que este siga intensificando su ataque. Mientras Eden se encontraba en el suelo, el Santo de Virgo le dice que el era el heredero de Mars, y que no debía dejarse llevar por emociones momentáneas, ordenándolo que enfríe su cabeza allí por un rato, pero el joven príncipe no lo hace y se libera de sus ataduras para atacar al Santo de Oro con su Tornado Violento logrando molerlo antes de que este neutralice el ataque. Después de esto Fudō le dice que aunque haya sido por un momento, él lo había hecho moverse, y que no era sólo odio e ira hacia su padre lo que lo mueve, sino que había algo mas que lo hacía y le pregunta que era; y para sorpresa de todos Eden le contesta que era la culpa. El Santo de Virgo no puede entender como un sentimiento así de podía convertir en fuerza, pero el Santo de Bronce le dice que él que se creía absoluto y había vivido corrigiendo al mundo no lo entendería, pero Fudō le comenta que para responder a ese sentimiento será necesario ir a un nivel más arriba, explicándole que él tiene tres formas: una que es de apariencia temible que utiliza la fuerza para detener a aquellos que se le oponen; otra que le hace comprender pacíficamente la verdad del universo a sus oponentes y una última que personifica la auténtica sabiduría. Tras esto Fudō cambia el color de

Fudō en Modo Pacifico.

su cabello de un celeste turquesa, a un color rubio verdoso brillante, trasladando a todos a un pacífico bosque de bambúes donde reinaba la paz y la tranquilidad, donde les comenta que ya no era necesario pelear, invitando a todos los Santos de Bronce a sumergirse en su mundo e irse pacíficamente, sin embargo Kōga y Eden se rehúsan a hacerlo, y el Santo de Orión le dice que peleará hasta que pueda pasar por la Casa de Virgo. Tras oír esto Fudō comienza a llorar y les dice que a pesar de mostrarle un mundo tan puro ellos insistían en pelear, a lo que el Santo de Orión le dice que su corazón nunca se tranquilizará hasta cumplir el sueño de Aria, y le dice que él no sabe como es el mundo sin la persona que ha intentado proteger a costa de su vida. El Santo de Virgo le pregunta como es ese mundo al Santo de Bronce y este le contesta que es un mundo sin esperanzas, un mundo que ha perdido la luz, y tras una pequeña discusión entre Eden y Kōga, el Santo de Orión termina expulsando a todos los Santos de Bronce fuera del Templo de Virgo con un ataque, excusándose que nunca pelearía a su lado y sólo eran un estorbo para él, mientras Fudō coincide con el Santo de Orión advirtiéndole que aunque los demás hayan salido del Templo, él no podrá avanzar hasta que lo derrote y que será juzgado por su deslealtad al rebelarse contra Mars. Luego de esto traslada a Eden a la Sala del Juicio donde le dice que responderá las preguntas que él le hará mientras lo inmoviliza con un círculo de energía, y cuando le pregunta porque alguien con los privilegios que tenía por ser el hijo de Mars, se rebelaba ante su padre, el Santo de Orion le responde que debe llegar por sus propios medios y su propia fuerza al lugar donde se encontraba su padre. Tras intentar persuadir al joven príncipe con palabras y no poder hacerlo, Fudō utiliza su Sabiduría de los Iluminados dejándolo bastante herido, pero el Santo de Orión se reincorpora y el Santo de Virgo le pregunta de donde venía su fuerza, a lo que Eden le responde que era de el deseo de Aria, que la esperanza que ella tenía en ese mundo era su fuerza, mostrándolo el arete roto de ella, y en ese momento el Santo de Orión despierta el Séptimo Sentido, mientras levanta su brazo apretando fuertemente el arete de Aria, diciéndole al Santo de Oro que lo deje pasar.

Fudō contra Eden

Fudō le pregunta como piensa abrirle los ojos a su padre, y Eden le responde que lo hará construyendo un mundo pacífico, hermoso y sin guerras, pero a diferencia de su padre que intenta cambiar el mundo usando la fuerza, él lo hará; él construirá un mundo hermoso sin sacrificar las vidas que hayan en ese mundo. El Santo de Virgo le dice que es hermoso es joven corazón y utiliza nuevamente su Sabiduría de los Iluminados, pero esta vez su ataque es bloqueado por el cosmos que había concentrado Eden en forma de una gran esfera de energía, la cual luego lanzo contra Fudō como su poderoso Orión Devastador, venciendo su técnica y haciendo cambiar de parecer al Santo de Virgo quien deja seguir avanzando por las 12 casas a Eden.

El Templo de Libra

Fudō junto a los demás santos de oro encendiendo su cosmos

Los Santos de Oro ayudan a los de Bronce

Fudō va ala séptima casa del zodiaco por el Santo de Oro que custodia de esta casa, Genbu de Libra. A ellos se suman a Kiki de Aries y Harbinger de Taurus, Los 4 Santos de Oro, entonces encienden y unen sus Cosmos para enviar a Sōma, Yuna, Ryūhō y Haruto al Planeta Marte y así detener la destrucción del Planeta Tierra. Luego se quedaría a ayudar a sostener el pilar de luz para que los 12 Templos no colapsen.

Guerra Santa contra Pallas

Declaración de Guerra

Fudō junto a los Santos de Oro en la reunion

Fudō se encuentra en el Santuario, donde junto a Kiki, Harbinger, Genbu y Seiya debaten en compañía de la diosa Athena, la posibilidad de la guerra, posteriomente Fudō junto a los demás Santos de Oro se encuentra junto a la diosa cuando esta declara la guerra abiertamente contra los Pallasites.

La Decisión de Seiya

Fudō está presente cuando Seiya llega al Santuario trayendo consigo a Saori quien se encontraba inconsciente después de que esta perdió una parte de su vida para lograr localizar la guarida de la diosa Pallas.

La Cloth de Athena

La salud de Saori continúa deteriorándose y ella perdió el conocimiento de nuevo, para disgusto de sus Santos de Oro. Al despertar, ella decide invocar su Cloth. Entonces ella es escoltado trío de Santos de Oro que se encuentran en el Santuario siendo testigos de la resurrección de la sagrada Cloth de Athena y de cómo la misma Athena encomienda la protección de la Cloth a Harbinger, posteriomente Saori y el trío de Santos de Oro se fuerón a Pallas Belda. Al llegar Fudō al igual que sus compañeros, derrotó a varios Soldados Pallasites antes de que la diosa se dirija a sus tropas comunicándoles su decisión de pelear a su lado.

La Batalla de Kiki

Rayos.jpg

Fudō junto a Harbinger de Taurus y a los Steel Saints, acompañan a Athena en Pallas Belda, ambos Santos de Oro derrotan rápidamente a varios Soldados Pallasites.

El Portón del Tiempo

Fudō dándole su cosmos a Kōga

Tras haberse reunido con Kiki de Aries, Integra de Gemini y Seiya de Sagittarius acompaña a Athena, Cuando llegan al Portón del Tiempo, Athena ordena a sus Saints enviar su cosmos a Kōga, cosa que el Santo de Virgo hace permitiendo al Santo de Pegaso destruir el Portón del Tiempo.

Entrando al Castillo de Pallas

Fudō entra con los demás Santos de Athena al castillo de Pallas. En la discusión con Europa de Chakram. El Pallasite le pregunta el por qué Fudō se alió con Athena, cuando él  se encarga de la redención del mundo, dejando al Santo de Virgo conmocionado.

Mas tarde, Fudō al igual que muchos otros santos sintió la "muerte" de Ikki y como todos quedó muy sorprendido y continuó el camino junto con Saori.

El Ataque de Galia

Integra y Paradox con su Another Dimension logran unir los 4 caminos para que todos los Santos se reunieran con Athena. Fudō presencia la gran fuerza de Galia, y su labor se remite a proteger a Athena con su técnica Khan. Luego acompaña a Athena para seguir avanzando cuando los 7 Santos de Bronce se quedan para derrotar a este contrincante.

Enfrentamiento contra Hyperion y La Técnica Prohibida

Los Santos Dorados, Harbinger, Shiryū, Kiki, Fudō y Seiya continúan su camino en compañía de Athena, y se encuentran con Hyperion. El ataca a los Santos con su Tenchihômetsuzan, la espada que mató a Genbu. Tras un fútil intento de atacar con las mejores técnicas de los 5 Santos y, ante el ímpetu de defender

Fudō ataca a Hyperion

el honor de su condiscípulo de Libra, Shiryū decide vengar a Genbu. Fudō decide entrar en acción para poder vislumbrar "el nuevo mundo" que crearán Athena con sus Santos. Cuando ambos se enfrentan a Hyperion, Kiki entra en su ayuda para que Seiya y Athena logren pasar junto con Tauro. Luego de ataques en conjunto, optan por que su única

Shiryū, Fudō y Kiki a punto de usar la Exclamacion de Athena

salida para derrotar al guerrero es el de optar por la técnica prohibida la Exclamación de Athena, por lo que deciden hacer a un lado su orgullo, aunque Fudō señala que, al haber obtenido el rango de Gold Saint del mismísimo Mars, no tiene reparo en perderlo. Entonces usan la técnica, al lanzarla su oponente resiste ese enorme poder, pero la batalla "ya estaba decidida" por la anterior intervención de 

Athena Exclamation Shiryu,Fudou,Kiki,Genbu.jpeg

Genbu, quién habida dañado la espada con anterioridad y por lo mismo esta pudo ser destruida. A Fudō señala que no esperaba dar su vida por Athena, pero que no está no le importa manchar su honor, puesto que no tiene nada que perder y, tras lanzar todo su cosmos al unísono, les señala a Shiryū y a Kiki que es un honor morir a su lado.

La Batalla Final

Fudō, Kiki, Shiryū se levantan de entre los escombros causados durante su batalla contra Hyperion de la Espada Sagrada "Tenchihōmetsuzan", los Santos de Oro sienten el cosmos de Yuna, Sōma, Ryūhō y Haruto desapareciendo, Shiryū dice que aun la esperanza no ha desparecido.

Más adelante, cuando Athena le ordena a sus Saints que le envíen su Cosmos a Kōga de Pegasus, quien había sido derrotado por el dios del tiempo, Saturn.

Un Nuevo Papa

Los Gold Saints, Raki y el ahora Papa se despide de Kōga.

Tras la derrota de Saturn a manos de Kōga, Fudō y los demás regresan al Santuario, donde Fudō, Kiki y Integra, le comentan su decisión a Harbinger sobre que él sea el nuevo Papa, al escuchar esto el Santo de Tauro comenta que Kiki o Fudō serian más apropiados para portar el puesto a lo que Kiki le responde que él está ocupado con las reparaciones de las Cloths y qué aparte de ellos tres, Athena estaba de acuerdo con esta decisión, tras escuchar esto Harbinger finalmente acepta el cargo, seguidamente aparece Kōga, quien se despide de los Gold Saints y del ahora Papa.

Habilidades

Fudou de Virgo.PNG

  • Como un Santo de Oro, su velocidad le permitiría recorrer 300.000 kilómetros por segundo, su Cloth de Oro puede resistir un frío descendiente hasta -273.15 °C es decir el cero absoluto.
  • Fudō posee las armas mitológicas que caracterizaban a Fudō Myō-ō siendo estas: La Espada Flamígera y la Cuerda Sagrada.
  • Fudō tiene el control del elemento fuego.
  • Fudō tiene tres formas posibles, la terrorífica que detiene a los que se oponen a él, la que comparte las verdades del universo silenciosamente, y la manifestación física de la iluminación, y llama a estas tres formas como san rinjin.
Fudou de Virgo.PNG
La terrorífica que detiene a los que se oponen a él
1355608603043.jpg
La que comparte las verdades del universo silenciosamente
Fudō en Modo Parcifico.png
La manifestación física de la iluminación
  • Posee uno de los cosmos mas grandes del Santuario dirigido por Mars y es reconocido como la prueba mas difícil dentro de las doce casas.

Fudo contra Eden.png

Relaciones

Fudō y Eden

  • Fudō Myō-ō- De quien Fudō es la reencarnación.
  • Ludwig- Su amigo, de quien recibió el rango de Gold Saint.
  • Eden- El hijo menor de Ludwig y con quien mantiene un respeto mutuo. Se enfrentan en el Templo de Virgo.
  • Saori- No sirve a Athena, pero le tiene un respeto porque espera ver el "nuevo mundo" que ella creará con sus Santos.
  • Kiki- Su compañero de Armas.
  • Harbinger- Su compañero de Armas.
  • Genbu- Su compañero de Armas.
  • Shiryū- Su compañero de Armas.
  • Seiya- Su compañero de Armas.
  • Integra- Su compañera de Armas.
  • Kōga- Su compañero de armas. En él deposita su confianza enviándole su cosmos para que derrote a Saturn.

Ludwig

¡Fudō, amigo mío! te lo pido, A estos pecadores que se dejan llevar por sentimentalismos, ¡muéstrales lo que es el poder!
Ludwig a FudōLa relación de Fudō y Ludwig aun es muy misteriosa ya que se conoce demasiado poco de ellos, solo se sabe que ambos son grandes amigos, lo que llevo a Fudō a vestir la Cloth de Virgo por pedido de Ludwig para ayudarle en sus planes, lo que Fudō no dudo en hacer, con el fin de crear un mundo mejor donde el hijo de Ludwig, Eden gobernara.

Eden

Aunque cambiaría de postura tras dejar pasar al joven príncipe a través de su templo (ve su fuerte resolución al mantener la voluntad de Aria) y luego decide apoyar a Athena, al esperar ver el "nuevo mundo" que ella creará con sus Santos.

Shiryū y Kiki

Kiki, Fudō y Shiryū deciden usar la técnica prohibida.

"Renunciar hasta la vida por aquéllo que se debe proteger.. eso es ser un Santo".
— Fudō a Shiryū y Kiki

Son compañeros de armas y son ellos tres los que deciden quedarse a enfrentar a Hyperion al interior del palacio de Pallas Belda. Es la primera vez que Fudō cambia de postura y apoyar a los humanos, que superan la barrera entre ellos y los dioses. Tras los intentos fútiles de lanzar sus ataques por separado, deciden utilizar la técnica prohibida, la Athena Exclamation. Menciona que ciertamente esta lucha no es de 3 sino de 4 Santos Dorados, ya que Genbu les indicó el camino. Mientras lucha a su lado, encuentra una respuesta de lo que sería el nuevo mundo de Athena: el espíritu imbatible de los humanos. Es entonces que Shiryū le pregunta si de verdad piensa eso y a eso él le responde que está bien así (dar la vida por otros), que no está nada mal morir a su lado.

Origen del nombre e enfluencias

Icono de Acala, India.

Su nombre Fudō deriva de Fudō Myō-ō o Acala (不動明王 Fudō Myō-ō, El Inamovible). El mantra de Fudō Myō-ō es अचलनाथ, o acala naatah, es uno de los espíritus guardianas del culto budista Vajrayāna, también conocido como budismo esotérico, y es particularmente reverenciada por los practicantes del budismo japonés.

Es clasificado entre los vīdyārāja, o reyes de la sabiduría, y pertenece a los Myō-ō. Con la mano derecha empuña una espada flamígera para cercenar la cabeza del mal, y con la izquierda sujeta una cuerda para sacar a flote a sus aliados. Se le sitúa en el centro, entre los otros cuatro dioses situados en los cuatro puntos cardinales. Se le representa rodeado de llamas porque lucha contra el mal en el mismo infierno. Es el patrono de la Bujin-Kan ultima escuela legitima del arte del tradicional del ninja dirigida por el gran maestro Masaaki Hatsumi.

Perfil oficial

Cita1.png
Fudō Perfil Oficial.gif

新十二宮、第六の宮「処女宮」を守護する乙女座ことバルゴの黄金聖闘士。断罪と救済を司る。自らを不動明王の化身と称し、その強大な小宇宙は黄金聖闘士の中でも一、二を争うと言われている。この地上の救われを目的として戦いにその身を置いていて、間違った道を進もうとしている者に対しては、死をもってしても正しい道へと導こうとする。究極奥義「明王来臨」で五大明王を地上に降臨させ、全ての敵を救済する。(声:関智一)

Cita2.png

Cita1.png
Fudō Perfil Oficial.gif

Gold Saint de la constelación de Virgo que defiende el sexto Templo del Santuario. Rige la Condena y la Salvación. Él afirma ser la reencarnación de Fudō Myō-ō y se dice que posee un inmenso cosmos, el cual podría ser uno de los más poderoso entre los Gold Saints. Lucha por la salvación del mundo y tratara de conducir a aquellos que considera desviados hacia el camino correcto, incluso si tiene que matarlos. Su técnica final, Myōō Rairin, convoca a los Cinco Reyes de la Sabiduría a la tierra para salvar a sus oponentes. (Seiyū: Tomokazu Seki)

Cita2.png

Citas

  • (Para Athena) "¿Athena, por que no descansa un poco?."
  • (Para Athena sobre el Omega) "El séptimo sentido es el cosmos máximo. El omega es una zona del cosmos que esta mas allá de eso incluso. Si aparece alguien capaz de despertar al omega, lo que ninguna generación de Santos de Oro ha podido…."
  • (Al llegar a Pallas Belda) "Comencemos, con la nueva redención."
  • (Sobre Ikki) "Llevándose a un Pallasite de Primera Clase, el Fénix batió sus alas por última vez..."
  • (Antes de morir) "Renunciar hasta la vida por aquello que se debe proteger.. eso es ser un Santo. Los humanos tienen un espíritu imbatible. Ciertamente yo... No pensé que daría mi vida por Athena. Pero está bien, no está nada mal morir con ustedes."

Curiosidades

  • Al igual que sus antecesores Shaka, Shijima y Asmita, Fudō se relaciona con el budismo.
  • Al igual que los demás Santos de Oro de su época, Fudō ostenta un título: "El Santo que rige la Condena y la Salvación, Fudō de Virgo".
  • Se puede apreciar que Fudō posee las armas de Fudō Myō-ō en la mitología, siendo éstas: La espada flamígera para cercenar la cabeza del mal que el dios posee en su Mano derecha en el mito mientras que en la izquierda sujeta una cuerda para sacar a flote a sus aliados.
Espada Fudou.jpg
Espada portada por Fudō
Cuerda Sagrada.png
Cuerda portada por Fudō
  • Su combate con Eden de Orion, es un guiño a la batalla entre Shaka de Virgo e Ikki en la serie original (siendo Eden muy parecido a Ikki).
  • Según parece Fudō posee HeterocromiaW del iris.
  • Él y Mars han sido muy buenos amigos desde hace mucho tiempo, pero no sé sabe cuánto exactamente.
  • Fudō ha utilizado dos de las técnicas de Shaka: Ōm y Kān, sin embargo, puede usar ambas de forma ofensiva o defensiva.
  • Fudō no parece seguir las regla básica que prohíbe a un Santo el uso de armas durante sus combates, cuya única excepción a esta regla son las Armas de Libra las cuales solo el Santo de LibraAthena pueden permitir su uso. Fudō claramente hace uso de una espada y una cuerda durante sus combates. Aunque la excusa de las cadenas de andrómeda, el escudo de dragón, el látigo de camaleón, los discos de auriga etc, es que son accesorios.
  • Nunca ha usado el casco de Virgo.

Links externos

Referencias

  1. Información obtenida de la tarjeta del personaje en Crusade.
  2. Fudō se describe de esta forma en el Episodio 37 y también fue descrito en el sitio oficial de la serie.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 Saint Seiya Ω - Episodio 37
  4. Como Kiki y Eden lo describen en el Episodio 37 y 38 de la serie, y tambien lo describen en el sitio oficial.
  5. Saint Seiya Ω - Episodio 38

Navegación

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.