FANDOM


Artículo Principal

¿Que es eso de milagroso? ¿Que no ustedes fueron hechos como figuras de barro por Prometeo? ¿Que puedes hacer tu solo?.
— Hoplisma enfrenta a Shura

Hoplisma de Nephritis (ネフリティス・ノ・ホプリスマ (翡翠の鎧) - nefurithisu no hopurisuma), es uno de los tres Gigantes que Cronos convoca a través de su cabello, los cuales toman la forma de planetas antes de convertirse en los Gigantes. El pilar gigante, guerrero de su planeta, protector Nefritis Hoplisma, es una de las tres estrellas oscuras que protegen a Cronos desde la mitología, junto a Drakon y Thêr son los Gigantes Guerreros más poderosos al servicio de Cronos.[1]

Características

Apariencia

Hoplisma es un guerrero de gran estatura, cuyo cuerpo se encuentra siempre recubierto por su Armadura que cubre en su totalidad el cuerpo del Gigante.
Cuando es invocado tras se encuentra un torbellino en el que se puede observar una figura parecida a la de los Dioses y los humanos que viste una túnica similar a Pontos, lo que se podría tratar de la verdadera apariencia del Gigante.

Personalidad

Hoplisma posee un claro desprecio por los seres humanos que los están desafiando, considerando que lo están subestimando ya que enfrentar a un dios como él es arrogancia de los humanos. El gigante demuestra ser bastante arrogante, debido a su gran poder así como su estatus de divinidad, viendo a los humanos que lo enfrentan como simples figuras de barro a las cuales Prometeo les otorgo la vida, no aceptara nunca que un humano pueda desafiarlo, así como muestra gran sorpresa cuando estos consiguieron detener sus poderosos ataques, estallando en furia contra sus oponentes al presenciar como su fuerza fue superada.

Historia

Episodio G - Logo

Las Tres Estrellas Oscuras que protegen a Cronos

Cuando Aiolia consigue superar el poder que protege el cuerpo de Cronos, el dios decide liberar sus planetas, las tres estrellas oscuras que lo han protegido desde la era mitológica, los cuerpos celestes comienzan a girar y cambiar de forma, a la de tres Gigantes Guerreros. El dios desafía a los Gold Saints a un combate contra sus estrellas.

Los Gigantes comienzan su ataque contra los Gold Saints, el primero en atacar es Hoplisma pero su golpe es repelido por Aldebarán quien le dice a Cronos que ellos están hay para ganar, en ese momento Aldebarán es atacado con una bola de fuego por Thêr, pero Shura protege al cortar a través del fuego y responde que ellos protegerán a sus compañeros y la paz en la tierra, el último de los gigantes Drakon ataca a los Gold Saints con diez mil agujas de agua, pero antes de que el ataque pueda impactar, aparece Camus para congelar el ataque y ante el desafió responde que aun cuando su oponente sea un dios él protegerá las vidas de sus compañeros. Hoplisma se reincorpora al combate y lanza una poderosa onda de choque a través del terreno, el ataque toma por sorpresa a los Gold Saints, pero antes de que el ataque pueda alcanzarlos aparece Shaka quien mueve a todos fuera del espacio y tiempo. Hoplisma grita a los Saints que no perdonara su revuelta en contra de los dioses, y aprovechando que los gigantes se encuentran distraídos Aiolia los ataca con su Lightning Plasma.[1]

El combate continúa, los tres gigantes combinan sus ataques, los Gold Saints consiguen repeler con esfuerzo todos sus movimientos aun cuando los gigantes comenzaron a usar su Dunamis para incrementar el poder de sus ataques; al observar que Cronos ha comenzado con la destrucción del mundo, para salvar al pueblo de los Titans lo antes posible, los Gold Saints deciden acabar rápido con el combate, debido a que vencer a los gigantes juntos les tomaría demasiado tiempo, deciden dividirse en equipos de dos: Shura y Aldebarán deciden enfrentar a Hoplisma, Camus y Milo deciden enfrentar a Drakon, Shaka y Aiolia enfrentaran Thêr.[2]

Aldebaran y Shura contra Hoplisma de Nephritis

Aldebarán y Shura se colocan delante Hoplisma, el gigante considera que los están subestimando ya que enfrentar a un dios es arrogancia, en ese momento comienza el ataque por parte del gigante, su puño es repelido por Aldebarán que se percata que la coraza que cubre el cuerpo del gigante es demasiado resistente, así que propone a Shura un plan para derrotarlo, en el cual tendrá que concentrar todo su cosmos en Excalibur para poder vencerlo con sólo un ataque (aun cuando esto colocaría su vida en peligro). Shura está deacuerdo con el plan y pregunta a Aldebarán, ¿cuántos ataques podrá resistir?, él responde que cinco serán su limite y ya ha repelido uno de sus golpes por lo tanto sólo podrá resistir cuatro más, pero él evitara que los ataques del gigante puedan alcanzar a Shura, al escuchar las palabras de su compañero decide confiar en Aldebarán y comienza a preparar su ataque.[2][3]

El gigante continúa con su siguiente ataque en contra de Aldebarán, quien lo contiene con su puño el cual hace retroceder a Hoplisma. El gigante se reincorpora rápidamente y continúa con su siguiente ataque, el puño del gigante vuelve a chocar en contra del puño de Aldebarán, pero aun cuando el Saint trata de contener toda la fuerza del golpe, las ondas choque producidas por el puño del gigante logran alcanzar a Shura, quien permanece indefenso debido a que se encuentra concentrando todo su cosmos. Shura le advierte a Hoplisma que una misma técnica no funciona dos veces contra un Saint, él les responde con confianza que sí desean que use una nueva técnica lo hará, en ese momento el gigante comienza a concentrar su dunamis en su puño, al ver esto Shura trata de advertirle a su compañero sobre el peligro, pero Aldebarán responde que está bien y le recuerda que lo protegerá en cinco ocasiones, pase lo que pase él podrá contener el próximo ataque, para que después Shura pueda mostrar todo su poder al acabar con el gigante, ya que él cree que la espada dorada puede rebanar incluso a los dioses, al escuchar esto Hoplismale dice que sino temen a los dioses entonces temerán a su dunamis como un castigo de los dioses y ataca con el Dunamis Pelekus, aun cuando el poder de está técnica es asombroso y hace que Aldebarán se ponga de rodillas, el Saint recuerda su voluntad y las palabras a su compañero y, logra reincorporarse y repeler el poderoso movimiento con su puño, ante el asombro del gigante que no puede creer que un humano haya repelido ese ataque, ya que en el se encontraba todo el poder de un dios, después de recibir el golpe Aldebarán ha caído al suelo.[3]

Antes de que el gigante pueda hacer algo en contra del Aldebarán, se presenta Shura para ayudar a su amigo, él comienza a hablar con el gigante sobre la verdadera fuera y el valor de los humanos, al escuchar estas palabras Hoplisma decide atacarlos y les recuerda que ellos son sólo figuras de barro hechas por Prometeo, pero esto a Shura no le importa, el cual le muestra al gigante que la fuerza de su amigo demostró que su cuerpo no es impenetrable como él creía, y en su mano reside una parte del dunamis de su amigo Críos, así que colocara toda su vida en el siguiente movimiento para derrotarlo, en ese momento Shura enciende su cosmos hasta el máximo para usar su Excalibur con la cual rebana y destruye a Hoplisma por completo, al final Shura le agradece a Aldebarán ya que ellos ganaron.[3]

Habilidades

  • La inmortalidad, al ser un dios es una criatura inmortal que ha vivido desde la era mitológica.
  • Al igual que todos los Gigantes, su cuerpo es capaz de soportar las altas temperaturas, como la que posee el magma con facilidad.[4]
  • Es una de las tres estrellas o astros oscuros que protegen a Cronos, estas estrellas dan forma a los Gigantes, otorgándole la apariencia que poseen, así como su poder, no es difícil imaginar la increíble fuerza que poseen estas criaturas que antes de tomar su forma eran estrellas. Se desconoce si el tamaño de las estrellas, así como la forma de estás, fue moldeada por los Gigantes usando su propio poder o por el poder de Cronos.[5]
  • Como uno de los Gigantes al servicio de Cronos, es capaz de usar la energía llamada dunamis.
  • Como alguien el cual logro luchar contra dos poderosos Gold Saints como Shura y Aldebarán, su fuerza, velocidad y cosmos, deben de ser comparables o superiores a los que posee un Gold Saint; su velocidad debe permitirle moverse y luchar a una velocidad igual o superior a la velocidad de la luz, permitiéndole recorrer 300,000 kilómetros por segundo.[3]
  • La armadura que cubre el cuerpo Hoplisma tiene una increíble resistencia, ya que Aldebarán menciona que tanto él como Shura no podían atravesarla con sus ataques normales,[6] para poder atravesar su armadura Shura tuvo que concentrar su cosmos durante unos minutos en su Excalibur y Aldebarán tuvo debilitar la armadura con su Great Horn, antes de que Shura pudiera destruirlo con su Excalibur con su cosmos llevado al limite en combinación con el dunamis que le dio Críos.[7]
  • Hoplisma onda de choque
    La fuerza física de Hoplisma demuestra ser increíble, incluso superando a Aldebarán quien se dice ser el Gold Saint más fuerte en cuanto a fuerza física, ya que con sólo golpes normales era capaz de causar un grave daño a un Gold Saint como Aldebarán, en palabras de Aldebarán sólo podría recibir y contener cinco de sus golpes antes de caer derribado.[8]
    • Hoplisma puede concentrar su dunamis es sus puños para incrementar aun más el poder destructivo de sus golpes,[9] generando ondas oscilantes de energía en sus puños, que al golpear a su oponente o la tierra donde se encuentra expande las ondas oscilantes de energía en varias direcciones alrededor del área del impacto, las ondas destruyen todo con lo que tienen contacto a su paso.[10] El impacto producido por estas ondas oscilantes de energía es tan poderoso que puede llegar a herir a Shura que se encuentra vistiendo la Gold Cloth, aun cuando Aldebarán había absorbido parte del impacto.[11]

Relaciones

  • Cronos - Su líder al cual protege una de sus estrellas o planetas.
  • Drakon y Thêr - Sus compañeros de armas, junto a ellos dos, forma parte de las tres estrellas oscuras que protegen a Cronos desde la mitología.
  • Gigantes - Son sus compañeros de armas al servicio de Cronos, y conformar el grupo de los nueve Gigantes que se unieron a Cronos en su luchar contra Zeus.

Origen del nombre e Influencias

"Hoplisma Nephritis" (翡翠の鎧) significa "Armadura de Jade." Desde la perspectiva de las palabras griegas, "Nefritis" viene de "nefritis", el "jade". "Hoplisma" (οπλισμα) significa "la armadura, la fuerza armada." El mismo sentido se encuentra en japonés seleccionando el kanji porque 翡翠 significa "jade" y 鎧 significa "armadura".

Citas

  • Hoplisma enfrenta a los Gold Saints: "¡¡Humanos no se les perdonara su revuelta contra los dioses!!."[1]
  • Hoplisma se prepara para usar su técnica: "¿Creen que humanos en su posición pueden derrotar a un dios? ¡Si lo que deseas es una nueva técnica... te la... daré!."[3]
  • Hoplisma utiliza su técnica: "Ustedes que no le temen a los dioses. ¡Teman a este dunamis!. ¡Reciban el castigo de los cielos!."[3]
  • Hoplisma enfrenta a Shura después de que Aldebaran contuviera su ataque: "¿Que es eso de milagroso? ¿Que no ustedes fueron hechos como figuras de barro por Prometeo? ¿Que puedes hacer tu solo?."[3]

Curiosidades

  • Como Drakon y Thêr, Hoplisma difiere de los anteriores Gigantes que se presentaron en la serie, ya que no tiene un aspecto similar al humano, aunque su forma es bastante humanoide.
  • Cuando Cronos invoca sus planetas guardianes se puede apreciar una figura humanoide (al igual que el resto de los gigantes) envuelta en el interior del planeta gigante. Se podría creer que está es su verdadera forma, antes de absorber toda la fuerza de la estrella o planeta, mediante los componentes como la materia, energía, etc, de estos, cambia la forma de su propia cuerpo o forma una coraza exterior para tomar la apariencia con la que ante presento ante los Gold Saint.
  • Hoplisma de Nephritis es un personaje exclusivo de "Saint Seiya Episode G".

Referencias

Navegación

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.